Ir a la página de inicio
jueves,30 de marzo de 2017
Olympique de Lyon - Wolfsburgo: Reflexiones de una final anticipada

Analizamos lo mejor y lo peor de la eliminatoria estrella de la Champions League Femenina
Borja Rodríguez en Twitter @FutFemDelMundo


Mientras nosotros estábamos en plena fiesta por la celebración del histórico pase a semifinales del Barça (enhorabuena al conjunto catalán) y en pleno "éxtasis" goleador del PSG; en la capital culinaria de Francia, Lyon, se estaba jugando la 2ª parte de la final de la Champions League. ¿Pero la final no es en Cardiff? Sí, pero la sensación que teníamos todos, si se nos permite llamar medios especializados (o que vemos muchos partidos de fútbol femenino internacional), es que el campeón saldría del duelo que enfrentaba a los dos grandes dominadores del último lustro. Esos dos equipos que han ganado 5 de las últimas 6 ediciones de la Champions. Esas 2 plantillas de rebosante talento y que no tienen comparación alguna.
En el fútbol, y en la vida en general, cualquier cosa puede pasar, pero permitidme que me tome la licencia de decir que parece que ya tenemos campeón: Olympique de Lyon.




Pero dejémonos de "fútbol ficción" y de explicar algo, la diferencia de nivel entre Lyon/Wolfsburgo y el resto, que parece obvio para los seguidores del fútbol femenino internacional. Vamos a analizar lo mejor y lo peor de la eliminatoria estrella de la competición; y como decían muchos ayer: "otro capítulo de esta rivalidad entre los dos mejores equipos de Europa".

1) LOS DOS EQUIPOS SALEN REFORZADOS

Si alguien tenía dudas de que este Olympique de Lyon tenía el mismo hambre que la temporada pasada; ya las ha resuelto. El "accidente" que tuvieron ante el PSG en liga parece que ha quedado atrás. Gérard Precheur y sus jugadoras han sido "dominadas", algo a lo que no están acostumbradas en los últimos años, en algunos tramos de la eliminatoria, y han sabido adaptarse a las exigencias. Ya no son sólo aquel equipo que tenía un "Plan A"; ahora tienen "Plan B" (decía Precheur a OL TV que han sido obligadas a jugar en un registro al cual no están acostumbradas) y ante el Wolfsburgo vimos que también saben defender y correr detrás del balón. Asusta que ya sean tan completas (sobre todo mentalmente hablando donde solían tener, como todo el fútbol femenino francés, lagunas).

Si Ralf Kellermann tenía dudas de que cambiar el "desfasado" juego alemán por este nuevo y excitante Wolfsburgo (mucho más ofensivo que cualquier equipo alemán que podamos haber visto); creo que se ha terminado de convencer. Por fin se atreve a dar ese "pasito" y apostar por la calidad juntando a todas las jugonas (luego hablaremos de dos de ellas). Si os ponéis los videos de las dos finales que les enfrentaron, observaréis un VfL ultra defensivo que buscaba sobrevivir. El equipo que hemos visto en esta eliminatoria le ha jugado de igual a igual al Lyon, intentando dominar y sin miedo a tener muchas jugadoras por delante del balón. Cambio a mejor, y necesario, a mi parecer. Serán más peligrosas aún en el futuro.

Gerard Precheur: "Dado el nivel de los dos duelos, se podría decir que era la final anticipada. El Wolfsburgo nos obligó a jugar a un registro que no es el nuestro. Las alemanas han ido más allá de sus límites"

2) ALEX MORGAN SE HA REINVENTADO

Todos, y me incluyo, teníamos muchas dudas del fichaje de Alex Morgan por el Olympique de Lyon. Ese afán de Jean-Michel Aulas por conseguirla "cueste lo que cueste", unido al ya prominente ataque del conjunto francés hacían pensar que la ex de Orlando Pride no le aportaría nada al campeón de Europa. Pero pensábamos en qué las podía aportar en ataque, no en defensa. Y ahí es dónde la excelsa delantera americana nos ha sorprendido a todos y ha conseguido que nos quitemos el sombrero.

!Qué "salvajada" de eliminatoria de Alex Morgan¡ Decían en plan coña en redes sociales que viendo a esta versión de la número 13 de la selección norteamericana ya lo habían visto todo en la vida. Creo que ni ella misma sabía esta faceta suya. Cuando dijo que venía a Europa a crecer e intentar mejorar como jugadora, no mentía.

Si no hubiera sido por su trabajo defensivo impidiendo que Anna Blässe subiera la banda como una locomotora, la eliminatoria habría cambiado. Si no hubiera sido por sus ayudas a Amel Majri contra Caroline Graham Hansen, la eliminatoria habría cambiado. Si no hubiera sido por aquella falta que provocó ante Blässe cuando tenía muy pocas opciones de progresar, la eliminatoria habría cambiado. No estaba en el guión previsto, pero Alex Morgan, demostrando un carácter y sacrificio inusitado en una jugadora que apenas lleva 3 meses en el club, ha sido para mí, uno de los factores clave de la eliminatoria haciendo un trabajo "oscuro" y muy sacrificado. Al César, lo que es del César.




3) DZSENIFER MAROZSÁN ES UNA 10

Lo he repetido por activa y por pasiva en el último lustro: "Dzsenifer Marozsán es una mediapunta". La capitana de Alemania es un verso libre. Es pura lírica. Y en el centro del campo con obligaciones defensivas pierde esa esencia que la hace especial. Su desmesurado talento merece ser expuesto y degustado todos los días.

Resulta llamativo que la mejor versión del Olympique de Lyon la viésemos con la germana de origen húngaro de mediapunta en esa segunda parte en el AOK Stadion de Wolfsburgo. En esos 45 minutos su equipo metió los dos goles que le han válido el pase a semifinales y ella, en unos 10-15 minutos estelares, dominó el partido cómo quiso. En el resto de la eliminatoria como interior pasó completamente desapercibida.
Dzsenifer Marozsán es el factor más diferencial del fútbol femenino mundial cuando juega de mediapunta.

4) PERNILLE HARDER Y CAROLINE GRAHAM HANSEN SERÁN UNA DUPLA ESTELAR

Decíamos hace poco que Pernille Harder necesitaba la atención de los "grandes focos" para ocupar el sitio que le pertenece en lo más alto de la élite del fútbol femenino. Y no ha defraudado en sus dos primeras grandes noches en la Champions League ante la mejor central que hay ahora mismo este deporte. En los dos partidos pudo anotar si hubiera estado más afortunada en la definición y obligó a Renard y a Buchanan a sacar lo mejor de sí mismas para poder pararla. Provocó el penalti que metió al Wolfsburgo en la eliminatoria.

A Caroline Hansen la vimos más frustada que de costumbre (porque casi siempre se sale con la suya). Se encontró enclaustrada en banda derecha con las ayudas constantes de Morgan a Majri. Pese a las dificultades, Hansen brilló por momentos encontrando en muchas ocasiones el último pase. Lástima que ninguna jugadora del VfL aprovechase sus envenenados "regalos".

Las dos tienen 24 y 22 años respectivamente. Para la danesa fue su primera experiencia en lo más alto; para la noruega, que se ha pasado mucho tiempo lesionada las últimas temporadas, era su segunda experiencia después de aquella final de la Euro del 2013 (tenía 18 años). Tan sólo llevan tres meses llevan juntas en Wolfsburgo y la sensación es que pueden ser la pareja más letal de Europa en los próximos años.




5) SARAH BOUHADDI vs ALMUTH SCHULT: GANÓ LA FRANCESA

Que en una eliminatoria con el arsenal ofensivo que tenían ambos equipos disponibles y con 47 disparos sólo hubiera 3 goles, en gran parte se debe al soberbio nivel de las dos guardametas. Pero si tenemos que decir quién fue la ganadora, esta vez no hay dudas: Sarah Bouhaddi.

Mira que Bouhaddi nos transmite muchas veces una sensación de inseguridad en esa línea tan fina que en ocasiones no llegamos a delimitar entre la locura/temeridad y la valentía; pero... Esta vez, pese a cometer errores en la ida (botó el balón y lo volvió a coger; y casi regala un gol a Popp), hizo paradas clave en la eliminatoria. Con 0-1 le sacó a Hansen un remate de cabeza bajo palos, con 0-2 a favor desvió ese tiro de Tessa Wullaert que terminó dando en el palo y en la vuelta, cuando el Wolfsburgo tuvo 2-3 ocasiones seguidas, sacó una mano prodigiosa a un tiro de Pernille Harder que todo el estadio veía dentro; además de ese remate de Sara Björk que sacó en la línea nada más arrancar la segunda parte.

Almuth Schult tampoco estuvo mal, de hecho estuvo muy bien, pero ese error en el gol de Camille Abily cambió la eliminatoria. Más allá de sus momentos "Neuer" con el balón, salvó en la ida 2-3 ocasiones claras del Olympique de Lyon y consiguió mantener la portería a cero en el Parc OL (donde el resto de equipos en UWCL se suelen llevar mínimo 5 goles).



6) WENDIE RENARD ES LA MEJOR CENTRAL DEL PLANETA

La superioridad física de la capitana francesa sigue siendo insultante. Debía hacer años que no disputaba una eliminatoria en la que tuviera tanto trabajo. Y salvo por momentos puntuales en los que Harder conseguía desplazarla a banda, fue un muro infranqueable para el Wolfsburgo. Por alto no dio ninguna opción; y al corte ganó casi todos los duelos. Los despejes en esos centros rasos al área pequeña del VfL fueron vitales. Y encima la renuevan hasta 2022 con un sueldo estelar.


7) ALEXANDRA POPP FUE UN LASTRE PARA SU EQUIPO

Resulta alarmante que debatiendo ayer sobre la eliminatoria todos creíamos que con una "killer", el conjunto alemán probablemente habría pasado la eliminatoria. Y la realidad es que el Wolfsburgo generó muchas ocasiones y entró en banda con relativa sencillez poniendo centros rasos al área que sólo necesitaban de una delantera goleadora que los empujase a la red. Y eso habla muy mal de Alexandra Popp.

Todavía seguimos sin saber cuál es su posición. Su trabajo defensivo es impagable y su esfuerzo en la presión también lo es; pero ya va siendo hora de que sea un poco "egoísta" y diga: "Yo, en el área". Porque allí es dónde vimos a la mejor Popp en aquel Mundial Sub20 donde batió todos los registros goleadores. Esa es la principal carencia del Wolfsburgo: Los 40-50 goles a los que estaban acostumbrados con Martina Müller y Conny Pohlers.

La eliminatoria de Popp ha sido paupérrima a nivel ofensivo. Para una vez que su equipo ataca y no tiene que estar pendiente de las ayudas; decepciona en parcela ofensiva. O la poderosa delantera alemana reacciona, o el VfL debe buscar una "cañonera" que le garantice 20-30 goles por temporada.

8) SAKI KUMAGAI DECPECIONÓ
¿Dónde está la Saki Kumagai imperial que vimos la temporada pasada? Muy buena pregunta. Si bien es cierto que el Wolfsburgo impuso una presión muy alta que obligaba a jugar muy rápido y casi sin espacios en el centro del campo; la versión que vimos de la nipona fue muy pobre. Dio la sensación de estar completamente fuera de la eliminatoria. En la ida la vimos sin ideas y ralentizando el juego no porque quisiera, si no por no adaptarse al ritmo de partido. En la vuelta fue substituida por Caroline Seger a falta de media hora.

La chicas de la Volkswagen todavía pueden conseguir el doblete en Alemania (ahora mismo pocos dudan en que lo consigan)... pero les seguirá faltando ese algo; esa corona que tanto ansían y que tendrá que esperar un año más.
Por su parte, el Lyon pone rumbo a otro triplete; a igualar al Frankfurt como equipo más laureado de Europa; y a reinar otra vez en una competición que aman, sienten devoción, y la cual se sienten casi "obligadas" a ganar cada temporada.



comments powered by Disqus
- siguenos en las redes sociales -
Sercotel
Latidos de Futbolista

Subir

© 2015 FutFem.com - Contacto: info@futfem.com