Ir a la página de inicio
miércoles,22 de marzo de 2017
Wolfsburgo - Olympique de Lyon: "Duelo Galáctico"

Conocemos a los dos mejores equipos del planeta que se enfrentarán en cuartos de final de la UEFA Women's Champions League 2016/2017
Borja Rodríguez en Twitter @FutFemDelMundo


Este mes de marzo de 2017 se recordará en la historia del fútbol femenino por un doble enfrentamiento entre los dos grandes dominadores del continente. Los dos clubes más poderosos de las dos superpotencias de Europa (Alemania y Francia), los dos clubes con mayor capacidad de atracción para las estrellas del panorama internacional y dos de los tres clubes con mayor presupuesto de nuestro deporte. Dos conjuntos que no sólo han apostado por el fútbol femenino, sino que quieren tener la mejor sección femenina del planeta. El empeño de Jean-Michel Aulas en fichar a Alex Morgan o el AOK Stadion, el estadio del Wolfsburgo, son claros ejemplos de que estos dos clubes van más allá que el resto (quizás el Manchester City sea el único que está tratando su sección con el mismo interés). Nada más y nada menos que 5 de las últimas 6 Champions League han ido a las vitrinas de estos dos colosos del fútbol femenino mundial (dos finales entre ellos). Se puede discutir si su "tiranía" es positiva o no para nuestro deporte; pero lo que está claro, es que ambos han "profesionalizado" y "actualizado" el FutFem actual. Son el ejemplo a seguir por todo club que quiera invertir en nuestro querido "pasatiempo" (modo de vida para muchas personas). Dos gigantes sin igual que han construido lo más complicado en este deporte: Un legado.


Escribo estas líneas por un sentimiento de "entusiasmo" por ver una eliminatoria histórica entre dos equipos que han marcado y dominado esta década. No recuerdo dos plantillas que se asemejen a lo que tienen ahora mismo entre manos Ralf Kellermann y Gérard Precheur. Dos plantillas sin igual que colisionarán en la sede de la empresa automovilística más grande de Europa y en la capital culinaria de Francia. Tanto si eres más del famoso "currywurst" alemán, o de la "quenelle" francesa; no te puedes perder una eliminatoria que puede ser un éxtasis de sensaciones en 180 minutos (o más). Acompáñame en esta aventura e introducción a los dos clubes más destacados del fútbol femenino mundial.
Si gustas, claro está ;)

Ficha Técnica:

VfL Wolfsburg
Ubicación: Wolfsburgo, Baja Sajonia (Alemania) // 124.000 habitantes
Propietario: Volkswagen AG // Presidente: Francisco Javier García Sanz (Administradores: Thomas Röttgermann y Wolfgang Hotze)
Patrocinadores del equipo femenino: Volkswagen, Nike, AOK, UPS, Castrol, XTIP, touriDat...
Sección Femenina desde 2003.
Estadio: AOK Stadion (5.200 espectadores // Construido para ser la sede del equipo femenino).
Títulos: UEFA Women's Champions League (2013 y 2014), Allianz-Frauen Bundesliga (2013 y 2014), DFB-Pokal (2013, 2015 y 2016).

Olympique Lyonnais
Ubicación: Lyon, Auvernia-Ródano-Alpes (Francia) // 506.000 habitantes
Propietario: Jean-Michel Aulas (80%) + IDG Capital Partners (20)% // Presidente: Jean-Michel Aulas
Patrocinadores del equipo femenino: Adidas, april, engie, VICAT, LEROY MERLIN...
Sección femenina desde 2004.
Estadio: Groupama OL Training Center (Campo 10) y Parc OL (59.000 espectadores // Partidos Importantes)
Titulos: UEFA Women's Champions League (2010, 2011, 2012 y 2016), Division 1 Feminine (2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016) y Coupe de France (2004, 2008, 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016).


"¿La revancha de la revancha?" Expliquemos los antecedentes

STAMFORD BRIDGE 2013: "Wolfsburgo destroza todos los pronósticos"

Hace unos añitos, un equipo alemán lleno de jugadoras infravaloradas para el gran público y para Silvia Neid (en esos momentos seleccionadora alemana), escribió una de las mejores páginas de la historia del fútbol femenino. Aquel equipo que no maravillaba por juego, enganchó a muchos aficionados por su entrega, tesón y por un encomiable espíritu competitivo que las hizo alzarse con un triplete que las sorprendió a ellas mismas. Dicho equipo estaba comandado por una jugadora que no tenía "nombre" a nivel internacional pero que cambiaría la historia del club de la Volkswagen: Nadine Kessler. A su lado estaba su "Robin" particular, o como decían en Eurosport "Zipi y Zape": Lena Goessling. Ellas dos comandaban un equipo con dos viejas rockeras como eran Martina Müller y Conny Pohlers que a su edad seguían perforando "silenciosamente" las porterías rivales. Jugadoras como Alexandra Popp o Luisa Wensing empezaban a asomar la cabeza, mientras que algunos empezaban a "conocer" a Zsanett Jakabfi o Anna Blässe.

Era su primera experiencia en la Champions League, y de hecho, se habían estrenado ganando títulos días antes ganando el doblete en Alemania. Su camino por Europa rumbo Londres las llevó por Polonia, Noruega, Rusia y la propia capital inglesa (para batir al Arsenal Ladies). Números no muy espectaculares y actuaciones, como hemos dicho antes, o partidos sacados adelante por puro corazón más que por un juego bonito o espectacular. La hazaña del triplete no las atemorizaba, es más, sabían que nadie confiaba en ellas salvo ellas mismas.
Porque delante estaba el "temor" de toda Europa: el Olympique de Lyon de Patrice Lair. Lotta Schelin, Camille Abily, Louisa Necib, Megan Rapinoe, Amandine Henry, Eugénie Le Sommer... Daba igual dónde miraras; ¿cómo podía ganar un grupo de semidesconocidas para el gran público a un conjunto al cuál llamaban "las galácticas" en la prensa? No podían. O quizás eso es lo que pensó un Patrice Lair cuya arrogancia (confirmó días después que no había visto muchos partidos del Wolfsburgo y que no preparó la final) le valió su prestigio y un título que parecían tener en las manos desde la pretemporada. Y es que el Lyon iba camino de su segundo triplete consecutivo. Sin rival en Francia, y sin rival en Europa (40 goles en 8 victorias).

Para más inri, el Wolfsburgo se presentó en la casa del Chelsea sin Viola Odebrecht (sanción) y Verena Faisst (enfermedad); y con las dudas de Zsanett Jakabfi, Nadine Kessler y Alexandra Popp (que se había destrozado el tobillo días antes contra el Bad Neuenahr).
La primera "estocada" de la final la pegó el conjunto alemán. Alexandra Popp salía de lateral zurda para limitar las carreras de Élodie Thomis mientras que Kessler y Goessling volvían a estar juntas en el centro del campo después de muchos partidos en que la jugadora de Bielefeld formaba pareja de centrales con Henning. Lair, sacó "todo" lo que tenía y con el plan de siempre. Sin miramientos y sin preocuparle para nada el rival que tenía delante.

No fue una final para el recuerdo. Es más, el partido, que muchos pensaban que sería una goleada del Lyon, fue más cerrado que las últimas finales que habíamos visto. El Wolfsburgo, tácticamente muy trabajado, impidió que el Lyon atacase con fluidez y no fue hasta el final de la segunda parte hasta que no tuvimos un combate a "golpes".

De la nada, de un centro lateral sin peligro alguno, el Wolfsburgo se adelantó en el marcador. Martina Müller, quién sino, adelantó a las verdiblancas desde el punto de penalti. El Lyon entró en estado de shock. No se habían visto en una situación parecida en años... y se colapsaron ante una Vetterlein que parecía un muro y ante un equipo que si algo le sobraba era fe.


Como por arte de magia; el reinado de "les Fenottes" llegaba a su fin y "die Wölfinnen" firmaban un triplete maravilloso que sorprendió a propios y a extraños. Aquel equipo revalidó título la temporada siguiente y ese centro del campo Kessler-Goessling lideró a la "peor Alemania" en años a ganar la Eurocopa de Suecia en 2013. El Lyon por su parte, perdió ese "aura" de equipo invencible y caería dos temporadas seguidas en octavos de la Champions ante el Turbine Potsdam (rompiendo una racha de 7 años sin perder en casa) y ante el PSG.

Pero la revancha llegaría...

CITTÀ DEL TRICOLORE 2016: "Las leonas vuelven a rugir en Europa"

Una preciosa tarde casi veraniega en la vetusta Emilia-Romañana sería testigo del segundo capítulo de esta historia de "amor/odio" y "necesidad" (Y es que los dos equipos se necesitan). De nuevo la misma historia de hace 3 temporadas: Un Lyon imparable se enfrentaba a un Wolfsburgo con más "sombras" que "luces".

El conjunto francés veía la final no sólo como una revancha de aquella batalla perdida en el plomizo Londres, sino que veían al Wolfsburgo como aquel equipo que sin ellas saberlo las condenó a dos años de fracasos europeos en gran parte provocados por esa perdida de sensación de imbatibilidad. Antes eran el "tirano" de Europa; y fueron a Italia a recuperar lo que les pertenecía: el cetro europeo en forma de título, y esa confianza que te da saber que eres superior al resto.

La temporada absolutamente escandalosa (en el buen sentido de la palabra) y brillante del conjunto presidido por Aulas; contrastaba con una temporada mediocre del equipo de la Volkswagen. Hundidas en una temporada con jugadoras cansadas por el Mundial, fichajes que no rendían cómo se esperaba e infinidad de lesionadas. Si todos sabíamos que el Wolfsburgo competería pese a su pésimo estado, no era por juego o por rendimiento, sino por esa característica intrínseca de los equipos alemanes de que "siempre gana Alemania".

Antes las lesiones de Caroline Hansen, y Julia Simic unido al bajo rendimiento de Ramona Bachmann y Tessa Wullaert; Kellermann intentó sorprender a Precheur con un centro del campo poblado de jugadoras de corte defensivo para que el Lyon no pudiera "jugar". Pero para sorpresa del mejor entrenador del año para la FIFA en 2014, Precheur le cedió el balón a ellas. El resultado fue otro partido decepcionante.

Las francesas no querían el balón porque sabían que el Wolfsburgo no podía hace nada con él con las jugadoras que tenían en el campo. Para "les fenottes" era muy fácil hacerse con el balón ya que las alemanas se lo quitaban de encima. El poderío del Lyon era inmenso. Llegaban cómo y cuando querían con un simple balón largo a una Ada Hegerberg que se impuso a las centrales verdiblancas cómo quiso. Pauline Bremer, una jugadora deseada por el conjunto de la Baja Sajonia, fue un puñal en banda que no pudieron parar.

La final era un monólogo del OL que atacaba por oleadas. A Kellermann no le quedó otra que sacar a Wullaert y Bachmann. Entonces cambió el partido. A falta de 10-15 minutos para el final, el Wolfsburgo decidió ir a por el partido; y en el segundo de los remates, Alexandra Popp mandaba la final a la prórroga de golpe y porrazo. Las francesas no se lo creían y en la primera jugada de la prórroga, la propia Popp perdonó el 1-2 para el campeón de la Pokal.


Los "dichosos" penaltis decidieron la final. Cuando Schult le paró el penalti a Hegerberg, los "viejos fantasmas" volaron por la cabaeza de todos los espectadores (la tanda de penaltis de Getafe, la tanda de penaltis del Mundial de Canadá...). Pero curiosamente, el penalti decisivo que le dio el título al Olympique de Lyon lo falló una francesa, Élise Bussaglia, con pasado en el conjunto del Ródano,y que se había ido a Wolfsburgo a ganar por fin su primera UWCL. La realidad supera siempre a la ficción.

CUARTOS DE FINAL 2017: "DUELO GALÁCTICO"

¿CÓMO LLEGA EL WOLFSBURGO?

El parón invernal le ha sentado de maravilla al conjunto de Ralf Kellermann. Ya no sólo por los fichajes, sino porque parece que ha vuelto aquel equipo "invencible" de las dos primeras Champions League. En cuanto estilo no tienen nada que ver, pero sí que es parecida esa sensación que provoca a los rivales de que pase lo que pase se van a llevar el partido. Todo gracias, o en parte, a que ha formado a la pareja más temible del continente en ataque: Caroline Graham Hansen y Pernille Harder. La noruega vuelva de una lesión de gravedad y la danesa ha llegado desde el Linköpings después de arrollar en la liga sueca. Con ellas el Wolfsburgo está volando en este inicio de 2017.

Y es que el año no ha podido arrancar mejor para ellas. Cinco partidos oficiales disputados y cinco victorias; dos de ellas ante el Bayern Múnich dando sensación de estar por encima de uno de los candidatos a la Champions. Quizás este sea el único punto "negro": el calendario. Mientras que el Lyon se "pasea" en Francia; ellas llegan de jugar dos veces ante el Bayern a un ritmo altísimo en apenas 4 días.


Balance esta temporada: 17 Victorias - 3 Empates - 1 Derrota // 2017: 5 Victorias.

Lesionadas: Jana Burmeister, Zsanett Jakabfi, Lena Goessling y Julia Simic.

¿CÓMO LLEGA EL OLYMPIQUE DE LYON?

Transmiten una sensación muy extraña. A su dominio abrumador habitual, les ha salido algún que otro partido muy mediocre. La derrota ante el PSG en D1F les podría haber complicado el título de no ser por la irregularidad de las parisinas y por esa sanción de 4 puntos. Como siempre, difícil opinar por lo que podemos ver en la liga francesa. Tienen como gran ventajas el calendario, van más rodadas y esa victoria de Francia en la She Believes Cup las puede dar un punto de motivación.

Balance esta temporada: 23 Victorias - 0 Empates - 1 Derrota //2017: 10 Victorias

Lesionadas: Delphine Cascarino y Aurélie Kaci.

PLANTILLAS DE ENSUEÑO
Las dos mejores plantillas de siempre en la historia de la Champions League. Os daréis cuenta si seguís leyendo que estos dos conjuntos monopolizan últimamente los mercados de fichajes, llevándose a las mejores jugadoras del panorama internacional. Nada más y nada menos que 45 de las 53 jugadoras de ambos clubes son o han sido internacionales absolutas por su país (los dos podrían hacer dos onces con jugadoras que son o han sido élite mundial).

PREVISIBLE 11 DEL WOLFSBURGO:

Kellermann es muy dado a los sorpresas en este tipo de partidos pero creo que se puede intuir qué hará, al menos en la ida, contra el Lyon. Una duda condiciona todo el once: Élise Bussaglia. La francesa estaba siendo importantísima, jugando incluso más que Sara Björk, en este "cambio" de registro del Wolfsburgo. Llegó de la She Believes Cup con dolor en el pie y su inclusión o no en el doble pivote del VfL puede variar muchas cosas. Entre ellas la posición de una Alexandra Popp que el otro día la vimos de pivote ante la ausencia de Bussaglia. Con la ex del Lyon, Popp jugará en punta con Harder; sin ella... o Popp juega en el pivote o veremos probablemente a Vanessa Bernauer. Entiendo que el 4-1-4-1 con todas las "jugonas" no es viable ante un Lyon con tanto poderío arriba.


XI Previsible:

Almuth Schult (Internacional por Alemania): La número 1 de Alemania ha dado un salto cualitativo bestial en el último año. Para muchos ya es la mejor portera del planeta. Tiene todas las cualidades que una portera de primer nivel debe tener: Altura, valentía, reflejos, colocación, liderazgo y juego de pies. Esto último cuando se junta con la valentía depara algún momento "ter Stegen" o "Neuer".

Anna Blässe (Internacional por Alemania): Nunca llamará la atención por se capacidad técnica, porque tiene ciertas limitaciones con el balón; pero de la jugadora de Weimar siempre puede esperar: velocidad, compromiso, agresividad y llegadas por banda. Una extremo reconvertida en lateral derecho que cuando está en forma es una de las mejores en su posición.

Nilla Fischer (Internacional por Suecia): Ha vuelto la mejor versión de Fischer. Parece que la plata olímpica les sentó bien a todas las jugadoras suecas. Parecía que ya estaba en el ocaso; pero esta temporada ha vuelto a ser clave en el conjunto de la Baja Sajonia (vuelve a marcar goles). El duelo que tuvo el otro día contra Miedema fue espectacular. No necesita presentaciones. Todos la conocemos. Top5 Mundial en su posición.

Babett Peter (Internacional por Alemania): La defensa multiusos de Silvia Neid se ha convertido en la central titular de DFB-Elf y en la pareja de Fischer en el eje de la zaga verde. Entrega, agresividad, versatilidad y buena al corte. Peter es un auténtico seguro de vida.


Isabel Kerschowski (Internacional por Alemania): Ignorad que la nombraron mejor jugadora de la selección alemana (fue votación popular). La ex del Turbine y del Leverkusen sigue siendo ese "tractor" que corre la banda llevándoselo todo por delante. Derroche de poderío físico en movimiento. Lapsus defensivos graves (Bremer en la final de la UWCL la "destrozó"). Pero... Su espectacular poderío físico, ya la veréis, la hace gozar de muchos minutos tanto en el VfL como en la selección.

Sara Björk Gunnarsdóttir (Internacional por Islandia): ¿Qué necesitaba el Wolfsburgo tras la marcha de Kessler? Una líder en el centro del campo que se echase el equipo a las espaldas. No tienen nada que ver una con la otra, pero de lo poco que se asemejan es en ese carácter ganador y ganas de comerse el mundo. Quizás, la mejor pivote defensiva del continente ahora que Henry está en Estados Unidos. Pero cuidado, destaca por su llegada desde segunda línea y por tener un carácter volcánico (en su primer partido con el Wolfsburgo, un amistoso, la expulsaron).

Élise Bussaglia (Internacional por Francia): Como hemos dicho antes no sabemos si jugará o no, pero a poco que esté lo suficientemente bien para disputar minutos, la veremos en el campo. Típica jugadora que los entrenadores quieren tener. Entiende el juego a las mil maravillas. Es una centrocampista que no encuentras en ningún otro sitio en Alemania. Ese toque, inteligencia y salida de balón más típica del fútbol francés o español; es lo que aporta Bussaglia a esta "máquina" alemana. Dispara de maravilla.

Caroline Graham Hansen (Internacional por Noruega): Lo he dicho miles de veces: "si está sana es la mejor jugadora del mundo". Tal cual. No hay más. La joven ex jugadora del Stabaek es una especia única en el fútbol femenino actual. Su facilidad apabullante para deshacerse de rivales es inverosímil. Tiene todo para ser la mejor en poco tiempo. Si las lesiones la respetan; que de momento no ha sido así.

Lara Dickenmann (Internacional por Suiza): La jugadora multiusos y la que todo lo hace bien dónde la pongan. Qué buena es la helvética. Cuando el Olympique de Lyon la quiso retener de todas las maneras posibles era por algo. Rápida, inteligente, versátil, técnicamente exquisita... Jugadora del más alto nivel.

Alexandra Popp (Internacional por Alemania): El "tanque" alemán se ha ido "refinando" en estos últimos meses. A su juego de "me llevo todo por delante" le ha añadido capacidad para descargar, juego de espaldas y una más que decente capacidad para encontrar compañeras que aprovechan los espacios que dejan las centrales cuando salen a cubrirlas. Su trabajo defensivo es impagable... pero siempre nos gustará verla más cerca del área rematando balones de cabeza que fuera de ella. Por cierto, tiene ese don que también posee Sergio Ramos de meter goles de cabeza en los últimos minutos para salvar a su equipo.


Pernille Harder (Internacional por Dinamarca): Lo decíamos cuando estaba en el Linköpings con la boca pequeña. Ahora que está en un grande lo diremos un poquito más alto: "¿es la mejor jugadora del mundo en la actualidad?". Pues más de uno sí que lo está pensando. Harder es un compendio de cualidades que toda futbolista debería tener: manejo de las dos piernas, resistencia, cambio de ritmo, disparo lejano, calidad técnica, capacidad para robar balones, último pase, visión para hacerlo...

*Alternativas muy utilizadas:

Tessa Wullaert (Internacional por Bélgica): Ya hemos hablado muy bien de la jugadora belga en otras ocasiones (en Área Chica por ejemplo). Su entendimiento del juego y capacidades técnicas para llevar a cabo lo que ve son sus mejores cualidades. Pero el físico es su gran hándicap. El domingo ante el Bayern sufrió mucho para mantener el ritmo asfixiante de partido.

Anja Mittag (Internacional por Alemania): "Magic Mittag" ya empieza a notar el paso del tiempo. Pese a que Jones la considera una pieza clave de la selección, la ya legendaria jugadora alemana va teniendo menos peso en los equipos por dónde va. Empezó jugando mucho en el PSG, pero de golpe y porrazo, dejó de jugar. En el Wolfsburgo, ante la vuelta de Hansen y el fichaje de Harder, sus minutos se han visto muy reducidos.

Nölle Maritz (Internacional por Suiza): No me extrañaría verla de titular ante el Lyon pero al no ser muy rápida contra el conjunto francés tendría muchos problemas. Pese a que es joven, la ex jugadora del Zürich ha sido una de las laterales fijas del conjunto alemán en los últimos años hasta que sufrió una lesión de gravedad la temporada pasada. Lateral que destaca por su seguridad atrás, por su salida de balón y porque comete muy pocos errores.

Vanessa Bernauer (Internacional por Suiza): Pivote de corte muy defensivo. Sí que es cierto que tiene llegada y olfato de gol para saber dónde colocarse; pero destaca principalmente por ser una jugadora muy agresiva, y en ocasiones dura, en el centro del campo. Jugadora de trabajo oscuro que no sería raro verla de inicio mañana ante el Lyon o en algún momento de la eliminatoria si el Wolfsburgo va por delante.

Emily Van Egmond (Internacional por Australia): Siendo sinceros, el fichaje de Van Egmond por el VfL fue "random". No por el nivel de la notable centrocampista australiana, sino por el papel que tenía en el Frankfurt y tiene en las "Westfield Matildas"; en comparación con lo que busca el conjunto sajón con ella: tener una tercer central y una tercer pivote. Ni la termino de ver de central, ni entiendo que no la quieran probar a veces en el centro del campo.

PREVISIBLE 11 DEL OLYMPIQUE DE LYON:

¿Nos sorprenderá Precheur como en la temporada pasada? Pues no sé si sorprender, pero como al fin y al cabo tiene tantas opciones de tanto nivel, cualquier variable se podría considerar "normal". La única duda que tengo es Alex Morgan. Hablando con muchos aficionados del Lyon, todos creen que mañana saldrá con el 3-5-2 con Hegerberg y Le Sommer en punta. Pero también hay quienes creen que Aulas puede tener algo que decir en el "asunto" (aunque la delantera americana viene de marcar en los últimos dos partidos).

XI PREVISIBLE:

Sarah Bouhaddi (Internacional por Francia): Digan los que digan los de la IFFHS, "Sarita", como la llaman en Eurosport, no es la mejor portera del mundo. Es más, siempre he pensado (y otros muchos) que Bouhaddi siempre ha sido el "eslabón" más débil de una plantilla sin igual. No quiero decir que sea mala; pero creo que no está en el Top10 de las mejores porteras del mundo. Lo mejor que tiene es que su valentía y reflejos la hacen parar muchos disparos. Pero a veces se olvida que puede utilizar las manos...

Kadeisha Buchanan (Internacional por Canadá): Julie Johnston aparte... Hace unos años se discutía sobre quién era la mejor central joven del planeta: Buchanan o Mbock. Pues el Lyon lo ha tenido claro. La joven canadiense tiene ya muchísima experiencia al máximo nivel pese a su corta edad. Su poderío físico es impresionante.


Wendie Renard (Internacional por Francia): Para mí la mejor central del mundo. Ese físico privilegiado que tiene unido a su carácter, agresividad y liderazgo la hacen la defensora "casi" perfecta. Imparable por arriba y con un físico tan espectacular que es muy difícil irte de ella en carrera. ¿Su techo? Ella lo decidirá.

Griedge Mbock (Internacional por Francia): En el debate que se hacía antes, yo siempre me quedaba con la ex jugadora del EA Guingamp (por la cual pagó 100.000€ el Lyon como tasa de transferencia). No creo que sea inferior en el apartado físico a Buchanan, pero sí que la supera ampliamente a la hora de jugar el balón (aunque veces tiene lapsus que llevan a errores). Ya sea como lateral o como central, Mbock es un seguro atrás. Francia tiene defensa para años.

Pauline Bremer (Internacional por Alemania): Si antes hablábamos de que Popp y Kerschowski eran un "tanque" y un "tractor"; Bremer es una mezcla de ambas. Antes de llegar a Francia era un diamante en bruto que corría la banda como una "loca" gracias a su poderío físico, pero tras temporada y media en el OL se observan una mejoría en el apartado técnico bastante considerable. Potencial para llegar a las cotas más altas.

Camille Abily (Internacional por Francia): ¿La mejor centrocampista organizadora de la historia del fútbol femenino? Sin ningún tipo de dudas. Se juega a lo que quiere la bretona. Una adelantada a su época. Su visión de juego, organización y calidad técnica son exquisitas. Una jugadora soberbia que echaremos de menos el día que se decida retirar. ¿Os acordáis de la chilena que le hizo al Slavia Praga la temporada pasada? Yo sigo "flipando".

Saki Kumagai (Internacional por Japón): El equilibrio del Lyon la temporada pasada. El eje que permitía al equipo no romperse cuando atacaba con todo. Destacó por encima de Amandine Henry; y brilló tanto de pivote como de central. Estuvo rozando la perfección la temporada pasada.

Dzsenifer Marozsán (Internacional por Alemania): El eterno talento se ha convertido en una realidad. A la alemana de origen húngaro le llegaba la hora de salir del Frankfurt para madurar como jugadora y dar ese salto definitivo que tanto esperábamos. No sé si en realidad fue su fichaje por el Lyon lo que la ha cambiado, o el oro con Alemania en Río 2016 y su posterior capitanía. Talento sin igual. Una jugadora diferencial y diferente en el fútbol femenino. Depende de ella conseguir lo que tanto ansía: ser la mejor.


Amel Majri (Internacional por Francia): Qué talento tiene Majri y qué jugadora sacó el Lyon de su cantera buscando un relevo para Bompastor. Talento exquisito para una jugadora de una calidad fuera de lo común. Lateral, carrilera, extremo... A ella le da igual. Puede decidir partidos desde "su" banda izquierda.

Eugénie Le Sommer (Internacional por Francia): Cambio de ritmo, definición, movilidad, carácter... ¿Qué le falta a Le Sommer? La verdad es que nos lleva maravillando los últimos años. Quizás le falta destacar o "decidir" un partido con la selección francesa en un gran torneo. Una debilidad personal.

Ada Hegerberg (Internacional por Noruega): La mejor delantera del mundo en 2016. Sin "peros" ni nada. Su evolución desde que ha llegado al Lyon ha sido espectacular. Maneja todos los registros. Difícilmente podrá igualar los números de la temporada pasada en el futuro.

*Alternativas muy utilizadas:

Alex Morgan (Internacional por Estados Unidos): Dudo mucho que veamos a Le Sommer, Hegerberg y Morgan juntas. Pese a que viene jugando bien últimamente, creo que apostarán por las que he dicho anteriormente. Morgan podría ser perfecta para esta eliminatoria si el VfL arriesga y deja espacios.


Caroline Seger (Internacional por Suecia): Puede que Precheur no se atreva a poner a Abily-Marozsán juntas y decida poner a la siempre trabajadora pivote sueca en el centro del campo. Seger siempre es un seguro si buscas trabajo, orden y recuperación de balón.

Élodie Thomis (Internacional por Francia): Ha vuelto la velocista francesa y con su mejor versión, vuelve una de las armas más peligrosas del Lyon en las segunda partes.

¿QUÉ PODEMOS ESPERAR DE ESTA ELIMINATORIA?

Cualquier cosa...

ESTADÍSTICAS:

- Wolfsburgo y Olimpique de Lyon se han enfrentado en dos ocasiones: Final de la UWCL (2012/2013): WOB 1 - 0 OL (Martina Müller) + Final de la UWCL (2015/2016): WOB 1 - 1 OL (Alexandra Popp // Ada Hegerberg). El Lyon ganó por penaltis con lo que las estadísticas contabilizan el partido como empate.

- 45 - De las 53 jugadoras, sumando ambos equipos, son o han sido internacionales absolutas con sus países: Francia (16), Alemania (12), Noruega (3), Suiza (3), Suecia (2), Australia (1), Hungría (1), Islandia (1), Bélgica (1), Polonia (1), Dinamarca (1), Japón (1), Canadá (1) y Estados Unidos (1). El Wolfsburgo tiene 22/27 y el Olympique de Lyon 23/26.

- 14 - Nacionalidades diferentes entre ambos equipos. Wolfsburgo (13/27 Extranjeras - 48%) y Olympique de Lyon (9/26 Extranjeras - 35%).

- 33 - Campeonas de la UEFA Women's Champions League entra ambos clubes. Sólo 9 jugadoras entre los otros 6 cuartofinalistas (Shirley Cruz, Laura Georges, Lotta Schelin y Verena Faisst ganaron la UWCL con alguno de ellos).

- 2 - Jugadoras del Wolfsburgo lo han ganado todo: Juegos Olímpicos, Mundial, Eurocopa, Champions League + Liga y Copa: Babett Peter y Anja Mittag.

- 2014 - Ralf Kellermann y Nadine Kessler ganaron los premios a mejor entrenador y jugadora de la FIFA el mismo año.

- El record del Wolfsburgo en Champions League es de 30 Victorias - 7 Empates - 2 Derrotas (121 goles a favor y 26 en contra).*Una de las derrotas del Wolfsburgo, ante el FFC, se produjo en la vuelta de unas semifinales que el Wolfsburgo tenía controladas después del 4-0 de la ida. La primera derrota del Wolfsburgo en Champions se produjo en su tercera temporada en dicha competición en las semifinales ante el PSG.
- El record del Olympique de Lyon en Champions League desde la 2012/2013 (cuando apareció el Wolfsburgo) es de 24 Victorias - 3 Empates - 3 Derrotas (130 goles a favor y 12 en contra). Las derrotas son: Wolfsburgo en la Final del 2013, Turbine en los Octavos de 2014 y PSG en los Octavos de 2015.

2012/2013: Wolfsburgo Campeón // Olympique de Lyon Subcampeón
2013/2014: Wolfsburgo Campeón // Olympique de Lyon Octavos de Final
2014/2015: Wolfsburgo Semifinalista // Olympique de Lyon Octavos de Final
2015/2016: Wolfsburgo Subcampeón // Olympique de Lyon Campeón

Fotos: VfL Wolfsburg y Olympique Lyonnais (c)


comments powered by Disqus
- siguenos en las redes sociales -
Sercotel
Latidos de Futbolista

Subir

© 2015 FutFem.com - Contacto: info@futfem.com