Ir a la página de inicio
Online desde 2003
viernes,04 de mayo de 2012
Fase de ascenso: La oportunidad de premiar muchos años de trabajo
Segundo clasificado tras el Athletic B, el Oiartzun volverá a pelear por el ascenso a la máxima categoría.
Amaia U. Lasagabaster (gara.net)

   Tras una temporada intensa, el Oiartzun se asoma al mes de mayo con una sonrisa de oreja a oreja. Le ha faltado la guinda del título en el Grupo II de Segunda, que se ha llevado el Athletic B, pero la imposibilidad del filial rojiblanco de ascender, le ha abierto las puertas a una nueva fase de ascenso a Primera. La definitiva, confían sus responsables, deseosos de regresar a una competición de la que fueron pioneros, con título incluido.

En su contra, la calidad de los rivales -empezando por el primero, el Sevilla, que visitará el Karla Lekuona el 13 de mayo- y la juventud del equipo. A su favor, la experiencia que ha supuesto una segunda vuelta intensísima, «en la que no hemos tenido un respiro porque no nos podíamos permitir errores -explica Mikel Salegi-. Entre diciembre y enero perdimos algunos partidos y nos descolgamos un poco, así que desde entonces casi hemos disputado una final cada domingo en la pelea que teníamos con Athletic y Abanto, sobre todo, pero también con San Juan y Osasuna, que han estado cerca».

Una agonía que ha sacado a relucir las mejores armas de las guipuzcoanas. «La insistencia -destaca su entrenador-, la competividad. Y la regularidad, no solo en los resultados, sino en el trabajo diario, trabajo duro, de los entrenamientos, que a fin de cuentas es lo que te acaba dando los resultados. Y sobre todo, la capacidad que hemos tenido para dar la vuelta a las situaciones negativas. Ese pequeño bajón nos podía haber hecho arrojar la toalla, pero no perdimos tiempo en reproches y las chicas lo dieron todo para dar la vuelta a la situación. Creo que ha sido la clave». También una buena «enseñanza» de cara a lo que se le viene encima al equipo, «para lo que también será importante lo que hemos aprendido en partidos como el del Abanto, el del San Ignacio, el del Athletic... También han sido finales. Las jugadoras han crecido y han aprendido. Las jóvenes han cogido más experiencia en estos seis meses que en tres años normales, así que en cierta manera llegan curtidas a la fase de ascenso».

Un play-off que Salegi, que lo intentará por segunda vez, en su tercera temporada en el banquillo oiartzuarra, afronta con optimismo. Reconoce que abre el fuego frente a un equipazo, pero también encuentra aspectos para la confianza. «El Sevilla es un equipo muy complicado. Como todos, en realidad, a fin de cuentas son todo campeones. Ya hemos visto algunos vídeos, estamos recopilando información, y sabemos que es un equipo que intenta jugar y combinar, pero que físicamente es duro. Tiene dos centrales altas y potentes, bandas muy rápidas, calidad en el centro del campo y arriba. Y además juega con velocidad, no hay duda de que es un equipo muy completo. Y además tiene veteranía, que es muy importante en este tipo de eliminatorias. Pero creo que están muy confiadas, quizá porque nosotros nos hemos clasificado desde el segundo puesto, o porque nuestros números son muy diferentes. Creo que se ven favoritas claras y pueden estar metiendo la pata con eso». El otro factor determinante pasa por el escenario. La fortuna ha querido que el choque se dispute en el Karla Lekuona y está claro que eso «nos beneficia. No solo porque viajar a Sevilla habría sido un engorro. Sino porque sabremos que habrá mucha gente en el campo, con un buen ambiente como el día del Athletic... Eso lo tienen que notar las futbolistas». Después, habrá que confiar en que «haya deportividad y un arbitraje justo» y, por parte de las guipuzcoanas, que «tengamos las ideas claras. Tenemos un guion, sabemos cómo jugar, defender y atacar. No nos tenemos que salir de ahí y sobre todo tenemos que saber que es un partido a vida o muerte, que o ganamos o nos quedamos fuera, pero eso se tiene que notar en la motivación, no en la tensión; no nos tenemos que dejar llevar por los nervios».

Esfuerzo
Si todos esos factores confluyen, el Oiartzun disputará el encuentro definitivo, también en casa, frente al ganador de la eliminatoria entre Femarguín y Oviedo Moderno. Y entonces sí, una victoria abriría las puertas del cielo con el que llevan años soñando las guipucoanas, por mucho que el ascenso a Primera requiera un esfuerzo importantísimo al club. «Es evidente -admite su técnico- que tiene un coste importante, con desplazamientos largos, hoteles, comidas... Pero son muchos años intentándolo y estoy seguro de que la directiva ya está pensando cómo sacarlo adelante. Y los que estamos ahí haremos lo que podamos, gastando lo menos posible y recortando lo que haya que recortar porque creo que merece la pena. Sobre todo por las jugadoras, por la ilusión que tienen y el empeño que han puesto», subraya.

Un ascenso que, además, ratificaría la buena salud del fútbol guipuzcoano, con dos equipos en la máxima categoría. «Hay gente que no cree que sea bueno, pero ¿por qué no va a serlo? Incluso desde el punto de vista de la Real, aunque no seamos un filial, tener la posibilidad de que jugadoras que luego pueden ir a Zubieta se formen en Primera será mejor. Yo creo que sería muy positivo. Desde el punto de vista deportivo y desde el punto de vista de las jugadoras», subraya.


El BERRIOTXOA PIERDE LA CATEGORÍA

La última jornada de Liga en Segunda confirmó la victoria del Athletic B, que se hace con el título con dos puntos de ventaja frente al Oiartzun. Las guipuzcoanas cumplieron con su obligación, goleando al Revellín por 1-5, pero es que el filial rojiblanco también lo hizo, imponiéndose al Berriotxoa (1-0) en Lezama.

Un resultado que condenaba al equipo vizcaino a la pérdida de categoría. Acompaña en el descenso a Marcilla y Revellín. La cara es para Aurrera, Eibar y San Ignacio, que tuvieron que esperar hasta el último suspiro para asegurar la permanencia.

La temporada, de todos modos, no acaba. Nueve de los diez equipos adscritos a la Federación Vasca -el Oiartzun peleará por el ascenso- disputarán la Copa a partir de este fin de semana.

Divididos en tres grupos (Berriotxoa, Athletic B y Pauldarrak en el A; San Ignacio, Añorga y Mondragón en el B; y Eibar, Abanto y Aurrera en el C), jugarán en sistema de liguilla a una vuelta. El vencedor de cada grupo más el mejor segundo disputarán las semifinales a doble vuelta. El 10 de junio se jugará la final, a partido único, en el campo de uno de los finalistas, previo sorteo. A.U.L.
¿te apetece decir algo sobre esta noticia?

Nombre: Correo Electronico:

Comenta:

Acepta aqui las condiciones y

Sportise - Futfem te trae la porra de futbol femenino de la jornada
© 2014 FutFem.com - Contacto: info@futfem.com